Estamos revisando casos de daños por el medicamento Agreal, del laboratorio Sanofi Aventis. Aquí tiene todo lo publicado en el blog de Miguel Jara sobre este asunto. El Bufete Almodóvar & Jara-Bufete RAM representa a la Asociación Agreal Luchadoras de España, que continúa contándonos cosas sobre lo acaecido desde que en 2005 se retirase del mercado el medicamento, fatal para miles de mujeres. El fármaco de Sanofi Aventis, que tomaban para los incómodos sofocos propios de la menopausia, destrozó para siempre su sistema nervioso. Pero Administración sanitaria y laboratorio actuaron sin nervios, de manera fría, para intentar ocultarlo todo.

El 22 de septiembre de 2006, una representación de afectadas por el Agreal procedentes de cada comunidad autónoma se manifestó ante las puertas del Ministerio de Sanidad que entonces dirigía la Elena Salgado. Un dispositivo de seguridad jamás visto por las allí presentes recibió a las enfermas por la ingesta de un medicamento que jamás debió ser autorizado. Una representación de las mujeres solicitaron que la ministra Salgado las recibiera.

Nos indicaron que la Sra. Ministra no se encontraba en el Ministerio y que si así lo deseábamos, sólo nos sellarían el manifiesto que llevábamos cada en representación de las víctimas del medicamento de cada región. A pesar de nuestra insistencia -narran desde la asociación- para ser recibidas por la ministra y a pesar de los muchos kilómetros que tuvimos que recorrer para llegar a Madrid, la Sra. Ministra no se dignó a recibirnos, conocedora como lo era desde muchísimos días antes de nuestra manifestación.

Pero las mujeres dañadas por el medicamento que fabricaba Sanofi y el Ministerio había aprobado recibían una nueva mentira.

Elena Salgado sí que se encontraba en el Ministerio y no sola, en unión de una representación de altos cargos de los Laboratorios Sanofi Aventis España, estaba viéndonos desde una ventana del Ministerio y estudiando el modo en que podían parar el asunto del medicamento Agreal.

Maniobraron para enterrar nuestro caso. Tanto Ministerio de Sanidad como Laboratorios Sanofi Aventis, eran conocedores de que ya el 21 de septiembre de 2006 se estaba decidiendo en Londres, en la sede de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) el procedimiento de remisión del fármaco.

Como máxima representación designaron primero a María Teresa Pagés Jiménez de Farmacovigilancia pero le sustituyó Cristina Avendaño Solá, entonces directora general de la Agencia Española de Medicamentos. ¿Se apartó del caso Pagés por motivos de conciencia, conocedora como era de que Agreal en España no se encontraba autorizado como lo regían las diferentes Directivas Europeas y diferentes leyes españolas sobre los medicamentos de uso humano?

Pues va a ser que sí ya que la propia Avendaño así nos lo hizo saber vía telefónica.

-No entiendo los motivos por los que me han designado a mí para este asunto del Agreal.

-Entonces le preguntamos a Dª Cristina: “¿Como mujer no le dio vergüenza firmar la nota informativa del 9 de febrero de 2007?

-Bueno, así lo indican los expertos españoles, contestó la máxima responsable de la Agencia.

Nosotras las Luchadoras del Agreal de España, confirmamos que esa Nota informativa de los expertos españoles, fue preparada por los Laboratorios Sanofi Aventis con el visto bueno del Ministerio de Sanidad ante el aluvión de demandas tanto penales, civiles y contenciosas administrativas que ya estaban presentándose.

Sanofi Aventis alardeó de dicha nota oficial en el juicios de 130 compañeras el 27 de febrero de 2007 y la justicia en Barcelona, los creyó. Pero algunas de esas demandas fueron recurridas en el Tribunal Supremo y les cayó el peso de la ley por “prospecto deficiente en sus indicaciones”.

Por lo que cuentan desde la asociación de afectadas, Ministerio de Sanidad y Sanofi Aventis España, actuaron en este asunto del Agreal como el un cordón umbilical, juntos. Tanto en los juicios contenciosos administrativos contra Sanidad como en lo civil. ¿Por qué lo hacen así?

En los próximos meses y años seguiremos encontrando respuestas pues ahora los intereses de Agreal Luchadores son defendidos por el Bufete Almodóvar & Jara y su equipo de peritos de confianza.