Agreal sanofiEl Bufete Almodóvar & Jara ha organizado una jornada con dos asociaciones de afectadas por el medicamento Agreal, que se recetaba para los sofocos de la menopausia y fue retirado del mercado en 2005.

El evento tuvo lugar en la sede de la Fundación ONCE

Las víctimas del laboratorio fabricante, Sanofi, padecen el conocido como Síndrome por el medicamento Agreal. Aún hay muchas mujeres que no han demandado Justicia.

Sanofi usó como cobayas a miles de mujeres.

En el laboratorio conocían los daños que podía provocar su medicamento y aún así los ocultaron y comercializaron el fármaco con la connivencia de las autoridades sanitarias“, así se expresaron las asociaciones de afectadas Agreal Luchadoras y Enfermas del Agreal en un foro organizado por nuestro Bufete Almodóvar & Jara el pasado sábado en colaboración con la Fundación ONCE.

Agreal sanofiHasta ahora se han desarrollado varios juicios y ha habido condenas pero las compensaciones económicas no han hecho Justicia con los daños irreparables que sufren la gran mayoría de las afectadas, cuyos sistemas nerviosos han quedado destrozados de por vida por el síndrome.

Eso también lo argumentaron las asociaciones.

Las víctimas del Agreal han manifestado su esperanza de que las nuevas demandas que se han presentado en los tribunales y las que están por venir, pues a la jornada asistieron numerosas mujeres que desconocían todo lo que rodea a su caso y por ello aún no han intentado conseguir Justicia.

El caso ha dado un giro radical, como contaron investigadores médicos y farmacéuticos presentes en el acto y el abogado de las asociaciones, Francisco Almodóvar. Lo que ha ocupado los dos últimos años a dichos médicos y farmacéuticos es el análisis de un documento que prueba que Sanofi no dijo la verdad en anteriores juicios y que sabía que Agreal podía causar graves daños a la salud humana.

Agreal sanofiUna especialista, Teresa Alfonso, profesora de Farmacia en la Universidad de Alcalá de Henares, destacó que el prospecto del medicamento se hizo para engañar, para hacer creer que era inocuo.

Que incluso se inventó un concepto inexistente para justificar su uso, como las “manifestaciones psicofuncionales” de la menopausia, cuando entre sus reacciones adversas se inlcuyen graves daños psíquicos.

Se obvió el derecho a la información en salud de las pacientes con un medicamento “sucio”, que no actúa donde debe y por ello daña.

Y esos daños han sido muy graves porque se usó durante mucho más tiempo del recomendado, tres meses. Hay mujeres que lo tomaron hasta siete años seguidos.

El especialista en Medicina legal, Antonio Piga, habló de las “falacias” que han promovido desde Sanofi para hacer creer que el medicamento era bueno cuando los ensayos clínicos que se hicieron para probar su eficacia y seguridad fueron por lo general breves y plagados de errores. De hecho, hay numerosos daños de aparición tardía por el consumo excesivo de este neuroléptico como son los problemas cutáneos y la pérdida de memoria asociada.

El abogado Francisco Almodóvar, explicó que el bufete ha desarrollado una estrategia de demandar al laboratorio por responsabilidad crontractual:

Vamos a la culpa”, aseguró. El documento que tenemos es clave para cambiar el rumbo del caso. También hemos recurrido a los tribunales de la Unión Europea para demostrar que en España los juicios NO fueron justos. Queremos explicar que hay un Síndrome por el consumo del medicamento Agreal“.

Piga explicó con detenimiento porqué existe ese síndrome, qué especificaciones y consecuencias tiene. Es decir, Agreal provocó un conjunto de síntomas propios, una “nueva enfermedad” causada por el fármaco.

Se abren nuevas posibilidades legales y estamos trabajando por el reconocimiento oficial de ‘víctima del Agreal’. Estamos utilizando la vía administrativa, la penal; vamos a por todas”, concluyó Almodóvar.