Los fármacos para la osteoporosis continúan dando problemas. Los laboratorios Rovi y Servier han enviado una nota informativa a los profesionales sanitarios en la que advierten de un aumento del riesgo de infarto de corazón entre quienes consuman los medicamentos Protelos y Osseor (cuyo principio activo es ranelato de estroncio).

Traducido al lenguaje común, para mejorar el pronóstico de quienes tienen el factor de riesgo de la osteoporosis (no es una enfermedad sino un factor de riesgo), que puede conducir a la rotura de hueso, están utilizándose medicamentos que te pueden matar de un infarto.

Los laboratorios explican que han hecho unos “análisis rutinarios” de estos fármacos tras recibir nuevos datos de seguridad de personas que estaban tomándolos. La Agencia Europea de Medicamentos publicará en unos meses sus análisis sobre la relación beneficio/riesgo de estos medicamentos. Mientras continúan vendiéndose no creáis que se retiran hasta que las autoridades se aclaren sobre qué aprobaron en su momento.

Este grupo de fármacos, los recetados para la osteoporosis, además de peligrosos son poco o nada eficaces, así lo aseguran investigadores independientes.

Algunos medicamentos para la osteoporosis han causado graves daños y se han abierto juicios por ello. Las personas que hayan padecido daños tras consumir estos fármacos pueden ponerse en contacto con nosotros pues seguimos de cerca el asunto.